Relatos eróticos de recién casados

sexo recien casados

Dicen que la pasión se acaba con el tiempo, así que voy a provechar a relatarles lo que me ocurrió con mí recién y estupenda mujer con la que me he casado.

Amor y Sexo en el Matrimonio

Ana y yo llevamos casados 3 meses, tenemos 27 años ella y 31 yo, vivimos en una zona de chalets pareados en las cercanías de Valencia. Ana es una mujer que se cuida mucho, ya que hace running desde bien joven, además de pilates.

Tiene un buen trabajo como directora de marketing de una empresa de comunicación. Yo por mi parte soy Juan, un hombre alto, con cuerpo fibroso de haber jugado al fútbol hasta que lo dejé por trabajo (soy abogado), pero sigo haciendo deporte saliendo a correr con Ana y de vez en cuando en el gym que tengo al lado de mi trabajo un par de veces por semana.

Os describo a Ana para que os hagáis una idea: Mide1,70, de pelo rubio y ojos color miel , es guapísima ,piernas largas ,tetas medianas perfectas y un buen culo (se mata a sentadillas en pilates) y de unos 55kg .
Por mi parte mido 1, 88, peso unos 85 kg, ancho de espalda, moreno, con el pelo corto por los lados y por detrás y un poco más largo en la parte de arriba, piernas fuertes de los años futboleros y ahora del gym estoy lo que se dice fuertecito. Mi mujer dice que soy un empotrador, eso me hace mucha gracia que me lo diga.

sexo recien casados

Fuimos novios durante dos años y nos queremos, nos deseamos y tenemos una atracción física brutal. El sexo durante el noviazgo era muy bueno, pero teníamos que aprovechar viajes o fines de semana en algún hotel rural para dar rienda suelta a nuestros deseos ya que ambos vivíamos con nuestros padres.
Ana siempre ha sido una mujer sexual a la que nunca le duele la cabeza y te lo hace saber, no tiene ningún reparo en demandar que follemos. Hablamos de ello sin ningún tipo de reparo.
Pero el motivo de contaros esto fue algo que me encantó de ella.

Salimos a trabajar de casa sobre las 8 de la mañana juntos ya que entramos a la misma hora.
Llego a mi despacho, y sobre las 9 y cuarto mientras estoy encendiendo el ordenador me llega un whatsapp de Ana, lo abro y era una foto de su culo (lo conozco perfectamente) con un tanga que me encanta, sin ningún comentario. Yo le digo, qué pasa ahí? Y no me contesta. Al cabo de unos 45 min, otra foto de sus tetas que se había hecho en el baño de su oficina. A mí la polla ya me palpitaba. Lo que más cachondo me ponía era que solo me enviara las fotos sin decir nada más. Le contesto: Niña, así imposible trabajar: vuelve a haber un silencio sin contestación por su parte. La cosa ya estaba calmada y sobre las 13h y antes de ir a comer me pone en otro whatsapp “me vas a follar esta noche?” Yo lo leí a la media hora ya que estaba en un juicio. Y cuando salgo del juzgado es lo primero que leo. En ese momento ya sí que le dije “te voy a follar contra la pared“.

Llegó la hora de la comida. Sobre las 14,30h yo tenía una comida de trabajo, ella acaba a las 16 h de trabajar. Al acabar la comida , vuelvo al despacho a seguir con una demanda que tenía que redactar. Sobre las 18h me llega otro whatsapp con una foto y un comentario. La foto era de ella tumbada encima de nuestra cama, con unos ligueros, medias y un sujetador a juego además de unos zapatos de tacón de aguja. En el comentario ponía…”vas a tardar mucho? Te espero o me masturbo? Mi respuesta fue instantánea con mi polla que ella ya contestaba por mi “salgo ya”. Le digo a mi secretaria “tengo que salir que hay que resolver una cosa en casa”, mi secretaria me dice “pero vuelve o me voy sobre las 19h?” y le contesto “ no, márchese sobre las 7 .Mañana nos vemos”.

Bajo al parking, me subo al coche y empiezo a conducir desanudando la corbata mientras mi mente solo pensaba en Ana abierta de piernas esperándome en la cama en casa. Tardé en llegar a casa 25 min. Abro la puerta del garaje y cuando entro por la cocina me la encuentro con la ropa interior que llevaba en la foto encima de la mesa, de espaldas a mi apoyada con su pecho sobre la mesa, las piernas abiertas y mostrándome su culo con ese tanga que no le tapaba nada. Me dice “fóllame cabrón”. Yo echo la chaqueta del traje encima de un sofá pequeño que hay a modo de decoración en la cocina y me saco la polla bajándome únicamente la cremallera sin quitarme más ropa. Le aparto el tanga y le meto mi polla por el coño hasta los huevos, ella suelta un gemido como una perra en celo, su coño estaba muy humedecido porque se habría masturbado un poco antes de que yo llegara.

Empiezo a darle fuerte por el coño con mi polla y le agarro del pelo echándole la cabeza hacia atrás. Ella solo decía “dame cabrón” mientras mis embestidas eran cada vez más fuertes, más profundas y le estiraba cada vez más del pelo hacia mí. En ese momento de excitación le di la vuelta y la recosté sobre su espalda viendo su cara de vicio que tanto me excita. Puso sus piernas sobre mis hombros mientras la vuelvo a penetrar. Cada embestida se movía la mesa como si se fuese a partir. Ella se cogía de las tetas y se las agarraba sin haberse quitado el sujetador. Empiezo a metérsela más despacio pero igual de profundo, ella mueve un brazo y abre el cajón de la mesa y saca un cuchillo de cocina y me dice “desnúdame sin salir de mi.., Agarro el cuchillo y corto primero las gomas del tanga, luego paso el filo del cuchillo por el medio del sujetador y le corto la unión de las dos copas , sus tetas salen y empieza a pellizcarse los pezones mientras yo cada vez vuelvo a bombear más fuerte de nuevo con el cuchillo en la mano, estábamos excitadísimos.

sexo brutal recien casadosMientras follábamos como animales, le pasaba el filo del cuchillo por los pezones, por esa tripa tan plana que tiene y por la lengua que ella me la sacaba para provocarme. Estaba notando como mis huevos se encogían porque ya querían sacar mi semen de mí. Dejo el cuchillo sobre la mesa y la bajo de allí dándole la vuelta. En ese momento, los flujos de Ana se confundían entre su coño y su culo por lo que ella de espaldas a mi le meto el capullo por el culo muy despacio , y poco a poco iba metiéndole la polla hasta que noté que mis huevos daban contra su cuerpo, empecé como un poseso a follarle el culo hasta que le dije “Ana que me corro” ,la saqué de su culo y ella se dio la vuelta y se puso de rodillas diciéndome “dámelo en la boca”, me agarró de los huevos con un mano mientras que con la otra me pajeaba. Verla así de rodillas, la boca abierta y la lengua fuera, hizo que me corriese en ese momento. Noté como salía mi leche desde el fondo de mi polla hasta que le puse la boca y los labios llenos que ella se relamió con cara victoriosa. Yo tuve que sentarme en una silla mientras ella se fue andando al baño como si nada con la ropa hecha jirones. A los pocos segundos oigo desde el baño “vamos a cenar que luego hay más”.

Te gustaría tener sexo con una escort valenciana, no te pierdas las mejores chicas de valencia en tu novia de pago, las mejores putas y escorts en Valencia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *